Receso

febrero 16, 2007

Hace tiempo que no me sentaba a escribir aquí, sinceramente lo extrañé.

Hace dos semanas se acabó oficialmente mi exilio: fui invitado a volver a las filas de mi querida Tuna Ingeniería. Lo irónico es que no podré volver sino hasta dentro de dos semanas, pues entre la universidad y el trabajo no me dejan tiempo ni de respirar, como ven, tampoco tuve tiempo de poner nada en el Blog. Espero no hayan pensado que se me acabaron las opiniones. No. La Tuna es una tradición tan vasta que puedes pasar tu vida entera razonando sobre ella y tratando de comprenderla.

Sólo decir que me siento agradecido de poder volver, y espero esta vez sea definitivo.

Es todo, tengo que seguir trabajando.

Anuncios